Prometerse un para siempre es simple inmadurez sentimental