¿ Por qué no debemos juzgar ?