¿ Por qué nos acostumbramos a vivir así ?