Para Dios no hay nada imposible, Feliz viernes