martes, junio 11, 2024
InicioReflexiones día del padrePapá, escápate un ratito del cielo y ven a abrazarme

Papá, escápate un ratito del cielo y ven a abrazarme

Papá, escápate un ratito del cielo y ven a abrazarme.

Introducción:

🌟 En este emotivo relato, exploraremos los recuerdos y reflexiones de un hijo sobre su querido padre. A través de los años, la relación entre ambos evoluciona, y el autor aprende a valorar el amor de su padre de formas conmovedoras. Esta historia nos invita a reflexionar sobre el significado del amor y la familia en nuestras vidas.

Hola Papá

Sí, lo sé, qué te has ido y que yo estoy hablando a solas.

Pero yo siento tu presencia muy clara y aun así veo tú cara sonriéndome.

Hace eco en mi mente la manera en que me llamabas… Y me acuerdo de ti, desde siempre, desde la infancia:

Yo estaba sentado en una silla, era domingo, había un rico almuerzo preparado por mamá.

El domingo el plato de espagueti con salsa a la boloñesa era sagrado, y yo bebé que no llegaba a sentarme normalmente, tenía que estar sentado de rodillas, y así podía utilizar los cubiertos y succionar los largos filamentos de color rojo para la salsa.

Y me acuerdo de ti…

Susccribete a nuestro canal

Las veces que me pedías acompañarte al trabajo los domingos, cuando yo pensaba que el domingo era un día de celebración y descanso, sin pensar que éramos 6 hijos y que trabajabas solo tú.

Vámonos, decías, y es como una penitencia para mí ir contigo y sentarme en una silla, verte mientras tú desempeñabas tu rutina.

Y yo no entendía…

Yo no entendía que tú me mantenías cerca de ti, y yo no entendía porque tú me querías a tu lado.

Y yo no entendía… Qué esa era tu forma de decirme que me querías

Pasaron los años…

Me hacía cada vez más independiente y me alejaba siempre más de ti

Y tú siempre buscabas agarrarme sin suerte

Y yo no entendía…

Los años pasaron, años llenos de aventuras, juegos y risas con los amigos, siempre listos en el aprendizaje de la vida.

Pero tú te alejabas siempre más. ¿Deberé aprender a entender? ¿Aprenderé a entender ¿Aprenderemos a entender? ¿A entender cuánto nos quieren nuestros papás en todas las maneras y expresiones que puedan ellos usar para decírtelo?

Y me acuerdo de ti… Cuando te hablé de mi primera novia y sonreíste.

De cuando un día te dije que había terminado con ella y que te mantuviste serio y pensativo.

Y me acuerdo de ti en la cama del hospital pasando la noche a tu lado porque te operaban al día siguiente.

Esa noche la hicimos día y platicamos, hablamos como dos amigos, dos personas necesitadas de comunicarse y de entenderse.

Y vuelan los pensamientos sobre los tantos años pasados y los recuerdos resurgen.

Me acuerdo cuando me llamaron del trabajo.

Mi mamá me dijo que habías tenido un infarto.

Con un nudo en la garganta le pedí permiso a mi jefe y cogí el primer tren y llegué para a estar a tu lado, otra vez sentado en una silla, y esta vez era yo que te estaba buscando, pero tu no me veías, luchabas inconsciente para permanecer vivo y te aferrabas a este mundo, a tu familia.

Afortunadamente, eras un luchador y tuviste éxito. Me acuerdo papá de tus vacíos de memoria y de la dificultad para recordar a tu familia.

Y yo para buscarte te platicaba de tiempos pasados, cuando eras más joven.

Historias que tú me habías dicho de ti y de allá en el pasado, te jalaba hacia el ahora recordándote que te habías casado, que tenias hijos y desde allí te regresaba a los tiempos de hoy.

A veces funcionaba, otras veces no. Porque aún así nos hacíamos un montón de risas, porque te recordaba las cosas que me decías acerca de tu infancia.

Era verano y pasamos las vacaciones en familia para estar cerca de ti. Y recuerdo que un poco antes de despedirnos para volver al trabajo nos preguntaste si nos encontraríamos para Navidad.

Ahora tengo un nudo en la garganta recordándome lo que te conteste: sí ¡Claro que sí! Hubiéramos pasado una hermosa Navidad. Me acuerdo

Papá al recibir en octubre una llamada telefónica de mi hermana, Franca. Como no tengo que recordar:

«Diego, Papá ha tenido otro ataque al corazón».

Ahora mis lágrimas caen y mi visión se vuelve borrosa. Te visitamos en el hospital, pero ya no reconocías a nadie.

Tu cuerpo estaba con nosotros, pero quien sabe en cuales laberintos estaba vagando tu mente.

Me acordé de muchas cosas papá, mientras que la ambulancia te regresaba a la casa para el último saludo con los familiares y tomé tu mano fría tratando en vano de restablecer un contacto contigo.

Si Papá, me acuerdo de muchas cosas. Pero no me acuerdo de una sola. Y esto no me deja en paz y mi alma esta adolorida:

No recuerdo si alguna vez te dije que te quiero.

Hola papá, descansa, te quiero mucho ¿sabes?

Si grito, ¿desde dónde estás me escucharás?

Siempre estás en mi mente y siempre serás mi compañero de viaje por el tiempo que me quedará por vivir.

Ven papá, ¡acompáñame!

REFLEXIONES PARA EL DÍA DEL PADRE

Conclusión y Reflexión:

💔 «Papá, escápate un ratito del cielo y ven a abrazarme» es un tributo conmovedor a un padre amado y a la conexión única entre padres e hijos. A medida que el tiempo avanza, a menudo pasamos por alto las expresiones más profundas de amor que nuestros seres queridos nos brindan. Esta historia nos recuerda la importancia de expresar nuestros sentimientos y apreciar a nuestros padres mientras aún están con nosotros. El amor entre padres e hijos es eterno y perdura a través de los recuerdos.

📖 Sumérgete en una historia conmovedora sobre la relación entre un hijo y su padre en «Papá, escápate un ratito del cielo y ven a abrazarme». Un recordatorio de la importancia de expresar amor. 💖 #AmorFamiliar #Reflexiones #Recuerdos

 

Facebook Comments Box
ARTÍCULOS RELACIONADOS

3 COMENTARIOS

  1. Papá, escápate un ratito del cielo y ven a abrazarme.

    Hola Papá

    Si, lo sé, qué te has ido y que yo estoy hablando a solas.
    Pero yo siento tu presencia muy clara y aun así veo tú cara sonriéndome.

    Hace eco en mi mente la manera en que me llamabas….
    Y me acuerdo de ti, desde siempre, desde la infancia:

  2. porque tenemos que hacer memoria de toodo ?? cuando tenemos tiempo para hacer todo realidad -como hijos tenemos que reconocer lo bello que es un padre sea como sea el–los AMO hijos mios besos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

REFLEXIONES CRISTIANAS

Papá, escápate un ratito del cielo y ven a abrazarme