Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo