No es grande aquel que nunca falla, sino aquel que no se da por vencido.