Ley de la Vida. Lo que hoy no se valora, en un futuro se lamenta.