Home Reflexiones por Tema Reflexiones de Superaci贸n 馃惛 La Ranita Perseverante: Lecci贸n de Decisi贸n y Esperanza 馃専

馃惛 La Ranita Perseverante: Lecci贸n de Decisi贸n y Esperanza 馃専

0
134

La ranita perseverante.

INTRIDUCCI脫N

En el m谩gico mundo de las f谩bulas, existe una historia que nos ense帽a valiosas lecciones sobre la perseverancia y la esperanza. Conozcamos a la Ranita Perseverante y su incre铆ble traves铆a en busca de la libertad.

Sucedi贸 una vez que dos ranitas salieron a dar un paseo. Como hac铆an a menudo, recorr铆an los prados que rodeaban su charca saltando alegremente. Hasta que un d铆a sucedi贸 algo totalmente inesperado:

Tras un salto ni m谩s ni menos largo cayeron dentro de un balde que el vaquero hab铆a olvidado cerca del establo y que a煤n guardaba bastante leche.

Al principio las ranitas no comprend铆an qu茅 hab铆a sucedido, incluso encontraban divertida la situaci贸n. Pero pronto se dieron cuenta de que aquello se estaba convirtiendo en una trampa: por mucho que se esforzaban por salir del cubo, las paredes met谩licas eran demasiado lisas y el borde quedaba demasiado alto. Y as铆 lo 煤nico que pod铆an hacer era nadar y nadar para no ahogarse en la leche.

Pero el tiempo pasaba y el cansancio se apoderaba de ellas. 驴Te has dado cuenta de que nunca vamos a salir de aqu铆?, le dijo la ranita mayor a la m谩s joven. Nuestras patitas no podr谩n soportarlo mucho tiempo y me temo que nunca saldremos de esta. Moriremos aqu铆. No importa, respondi贸 la otra ranita.

Susccribete a nuestro canal

No podemos hacer otra cosa que nadar. Nada y no te lamentes. Conserva tus fuerzas. Y las ranitas siguieron nadando y nadando y nadando sin descanso. Al cabo de unas horas, la ranita mayor volvi贸 a quejarse:

Nunca saldremos de aqu铆, este ser谩 nuestro final. Me duelen las ancas y ya casi me es imposible seguir nadando. En verdad ha llegado nuestro fin. A lo que la ranita peque帽a respondi贸: Nada y calla; no pierdas la esperanza.

Simplemente, conf铆a y sigue luchando. Y as铆 siguieron, nadando y nadando; pero el tiempo pasaba y sus fuerzas menguaban, pues no paraban de dar vueltas, una detr谩s de la otra, concentradas en el movimiento de sus patitas y en mantener la cabeza fuera del l铆quido.

No puedo m谩s, volvi贸 a quejarse la ranita mayor, De verdad te digo que ya no puedo m谩s. Ya no siento las ancas, ya no s茅 si las muevo o no. No veo bien y no s茅 hacia d贸nde me muevo. Ya no s茅 nada.

Contin煤a nadando, replic贸 la otra ranita. No importa c贸mo te sientas, no pienses siquiera en ello. Sigue adelante, contin煤a. Sacaron fuerza de flaqueza y siguieron nadando y nadando.

Por poco tiempo, pues la rana mayor pronto cej贸 en el empe帽o y con apenas un aliento de voz susurr贸:

Es in煤til. No tiene ning煤n sentido seguir luchando. No entiendo qu茅 estamos haciendo, por qu茅 he de seguir nadando. Nunca podremos escapar.

隆Nada, nada! 隆Sigue nadando! Y a煤n reunieron fuerzas para nadar unos instantes m谩s鈥, hasta que la ranita mayor, extenuada, abandon贸 y muri贸 ahogada.

Y tambi茅n la ranita m谩s joven sinti贸 la tentaci贸n de abandonar la lucha, de dejarse vencer y acabar con aquello, pero sigui贸 nadando y nadando mientras se repet铆a a s铆 misma:

Nada, nada. Un poco m谩s, solo un poco m谩s. Contin煤a nadando. 隆Nada! 隆Nada! Pero el tiempo pasaba y la ranita se sent铆a cada vez m谩s d茅bil.

Le dol铆an las ancas, todo el cuerpo le dol铆a, pero ella segu铆a nadando, nadando, moviendo sin cesar sus peque帽as extremidades. Y de pronto sucedi贸 algo sorprendente.

Bajo sus patitas empez贸 a notar algo de mayor consistencia que la leche, algo s贸lido, as铆 que reuni贸 las 煤ltimas fuerzas que le quedaban, se apoy贸 en aquella masa y salt贸鈥 justo por encima del borde del balde, para ir a parar a la seguridad del prado.

隆Con el movimiento continuo de sus patitas la leche hab铆a empezado a convertirse en mantequilla! Y la consistencia de la mantequilla le hab铆a ofrecido un punto de apoyo desde el que saltar.

Gracias a la perseverancia en su esfuerzo y a que no se hab铆a dejado derrotar por el cansancio o 茅l sin sentido, hab铆a sido capaz de transformar una situaci贸n terrible en una ocasi贸n de liberaci贸n.

Conclusi贸n:

La historia de la Ranita Perseverante nos recuerda que, incluso en las circunstancias m谩s desafiantes, la determinaci贸n y la fe pueden llevarnos m谩s all谩 de nuestros l铆mites. Su valent铆a para seguir nadando, a pesar de todas las adversidades, nos inspira a nunca renunciar a nuestros sue帽os y metas.

REFLEXIONES DE SUPERACI脫N

馃惛 La Ranita Perseverante nos ense帽a que, con determinaci贸n y esperanza, incluso lo imposible se vuelve posible. 馃挭 Descubre su inspiradora historia de transformaci贸n de la leche en mantequilla. 隆No dejes de luchar por tus sue帽os! 馃専 #RanitaPerseverante #Inspiraci贸n #F谩bula

 

Facebook Comments Box

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here