viernes, julio 12, 2024

La historia del perro fiel

La historia del perro fiel

Una pareja de jóvenes tenía varios años de casados y nunca pudieron tener un hijo. Para no sentirse solos compraron un cachorro y lo amaron como si fuera su propio hijo.

El cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso ejemplar. El perro los salvó en más de una ocasión de ser atacados por ladrones.

Siempre fue muy fiel, quería y defendía a sus dueños contra cualquier peligro. Luego de siete años de tener el perro, la pareja logró tener el hijo tan ansiado.

La pareja estaba muy contenta con su nuevo hijo y disminuyeron las atenciones que tenían con el perro.

Éste se sintió relegado y comenzó a sentir celos del bebé; ya no era el perro cariñoso y fiel que tuvieron durante siete años.

Un día la pareja dejó al bebé plácidamente dormido en la cuna y subieron a la terraza a preparar una carne asada.

Cual no fue la sorpresa cuando se dirigían al cuarto del bebé y ven al perro en el pasillo con la boca ensangrentada, moviéndoles la cola.

El dueño del perro pensó lo peor y sacó el arma que llevaba y en el acto mató al perro.Corre luego al cuarto del bebé y encuentra una gran serpiente degollada.

El dueño comienza a llorar y exclamar:

¡He matado a mi perro fiel!.

Cuántas veces hemos juzgado a las personas, lo que es peor, condenamos sin investigar a qué se debe su comportamiento.

Muchas veces las cosas no son tan malas como parecen, sino todo lo contrario.La próxima vez que nos sintamos tentados a juzgar y condenar a alguien, recordemos la historia del perro fiel.

Aprenderemos a no levantar falsedades contra una persona, hasta el punto de dañar su imagen ante los demás.

Debemos darnos cuenta que los sentimientos de las personas son frágiles y fáciles de dañar, pero difíciles de sanar.

REFLEXIONES DE LA VIDA

Facebook Comments Box
Artículo anterior
Artículo siguiente
ARTÍCULOS RELACIONADOS

20 COMENTARIOS

  1. ese es el problema primero insultas y deseas mal sin tratar de llegar a la verdad o la realidad primero, entonces produces un gran conflito contigo mismo por que los arrepentimientos son muy tardes y a veces no hay vuelta atras

  2. Somos muy rapidos en nuestras reacciones a veces, y sucede tambien a veces que hacemos un daño irreparable con nuestros actos precipitados. Aprendamos a reflexionar pues. Hagamos meditacion diaria para conocernos y asi llenarnos de comprension y amor hacia nosotros mismos. Cuando seamos capaces de amarnos y respetarnos con generosidad, seremos capaces de amar y respetar al prógimo de la misma forma.

  3. Q gran refleccion gracias aveces es necerario q nos lo recuerden el no criticar alas personas
    Y poner mas atencion no mal interpretar para no erir.

  4. Muchas veces cree uno q cambiara la opinion que se tiene de la persona a la q han juzgado pero esta a pesar del tiempo sigue igual y la opinion sigue siendo la misma ranfis franco franco. Que se puede hacer. Mmmmm solo perdonarlo y esperar y que no se le olvide que la vida es como un eco. Excelente reflexion gracias

  5. No se debe juzgar a nadie sin conocerle. Para emitir una opinion de alguien es necesario conocerle a fondo y empatizar. Ponerse en su lugar e imaginar sus vivencias, sus penas, sus alegrias, sus sufrimientos, sus gozos, su salud, sus carencias, sus debilidades, sus fortalezas e imaginar de que forma actuaria en cada una de sus situaciones. Solo despues de ello tendra la facultad de opinar mas no JUZGAR. Dorys Dorys Canavera E

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

REFLEXIONES CRISTIANAS

La historia del perro fiel