Gracias Dios por regalarme otro amanecer, buenos días