En la prosperidad, nuestros amigos nos conocen