El único amor que nunca decepciona es el de una madre.