El adiós siempre está presente en nuestras vidas