Cada despertar es un regalo de Dios, buenos días