Recuerda que eres especial para Dios, feliz miércoles