Muchas veces perdí para poder ganar