Gracias Dios por bendecirme con un día más de vida