Ponte en los zapatos de tu adversario