Ocuparse de sí mismo es bueno para los demás