Obedece su Palabra; Dios hará el resto.