La familia no siempre es de sangre.