Las 10 cosas que Dios no te preguntará - Reflexiones cristianas


LAS 10 COSAS QUE DIOS NO TE PREGUNTARÁ


  1. Dios no te preguntará qué modelo de auto usabas... te preguntará a cuánta gente llevaste.
  2. Dios no te preguntará los metros cuadrados de tu casa... te preguntará a cuánta gente recibiste en ella. 
  3. Dios no te preguntará la marca de la ropa en tu armario... te preguntará a cuántos ayudaste a vestirse. 
  4. Dios no te preguntará cuán alto era tu sueldo... te preguntará si vendiste tu conciencia para obtenerlo. 
  5. Dios no te preguntará cuál era tu título... te preguntará si hiciste tu trabajo con lo mejor de tu capacidad. 
  6. Dios no te preguntará cuántos amigos tenías... te preguntará cuánta gente te consideraba su amigo. 
  7. Dios no te preguntará en qué vecindario vivías... te preguntará cómo tratabas a tus vecinos. 
  8. Dios no te preguntará el color de tu piel... te preguntará por la pureza de tu interior. 
  9. Dios no te preguntará por qué tardaste tanto en buscar la Salvación... te llevará con amor a su casa en el Cielo y no a las puertas del Infierno. 
  10. Dios no te preguntará a cuántas personas enviaste este mensaje... te preguntará si te dio vergüenza hacerlo. 

LAS 10 COSAS QUE DIOS NO TE PREGUNTARÁ✅1.- Dios no te preguntará qué modelo de auto usabas, te preguntará a cuánta gente llevaste. 2.- Dios no te preguntará los metros cuadrados de tu casa



No sabemos cuándo moriremos ni cómo, pero sí sabemos que algún día nos presentaremos cara a cara ante Dios para ser examinados.

Te recomendamos las siguientes reflexiones:

En ese momento, estaremos más satisfechos de haber amado y perdonado que haber odiado y vengado, más satisfechos de haber ido a Misa que haber perdido el tiempo con simples distracciones.

Ese día de nada servirá haber tenido un precioso automóvil, haber vestido ropa de marca elegante, o haber ido al gimnasio para moldear nuestro cuerpo. 

Lo importante será haber cumplido en la tierra la voluntad de Dios. Esforcémonos en ser buenos cristianos y evitaremos que la muerte sea el final para nosotros. De esta forma, la muerte no será más que el felicísimo tránsito a la vida eterna.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario