Todo sería diferente si hubiese amor y perdón.

Todo sería diferente si hubiese amor y perdón.

Todo sería diferente si hubiese amor y perdón.  En ocasiones solemos herir lo más profundo de nuestro corazón y nos olvidamos que somos seres humanos e imperfectos.  Pero para eso Dios nos regaló el don del PERDÓN, para que lo utilicemos en nuestro día a día.

Todo sería diferente si hubiese amor y perdón.

En ocasiones solemos herir lo más profundo de nuestro corazón y nos olvidamos que somos seres humanos e imperfectos.

Pero para eso Dios nos regaló el don del PERDÓN, para que lo utilicemos en nuestro día a día.

Nunca olviden que la vida es muy corta, y cada segundo perdido no se recupera más, nos perdemos tantas cosas por no saber valorarlas... por ello sería bueno que pensáramos que el AMOR es el remedio más fuerte para cualquier dolor, el amor mueve montañas.

Si en vez de decirnos vete, damos la mano y decimos ven te espero, sería diferente... Si en vez de vez de decir ADIÓS dices hasta luego no sentiríamos el corazón dolorido... Si en vez de dejar de hablarnos dialogáramos más que discutir... 

TODO SERIA DIFERENTE, O MEJOR.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada