En un corazón puro existen cosas buenas

En un corazón puro existen cosas buenas

En un corazón puro existen cosas buenas; pero en un corazón confuso sólo existen malas cosas.  En un corazón puro hay amor y cariño; pero en un corazón confuso hay odio y rencor.  En un corazón puro hay compasión y caridad; pero en un corazón impuro sólo existe coraje y envidia.

En un corazón puro existen cosas buenas; pero en un corazón impuro sólo existen malas cosas. 
En un corazón puro hay amor y cariño; pero en un corazón impuro hay odio y rencor. 
En un corazón puro hay compasión y caridad; pero en un corazón impuro sólo existe coraje y envidia. 
En un corazón puro hay bondad y humildad; pero en un corazón impuro hay maldad y soberbia. 
En un corazón puro hay sólo verdad y fidelidad; pero en un corazón impuro sólo hay mentira y traición. 
Un corazón puro está limpio y libre de culpas; pero un corazón impuro está sucio y lleno de culpas. 
En un corazón puro sólo Dios existe y gobierna; pero en un corazón impuro sólo lo acosa el maligno. 
Así es que; ¿quieres tener un corazón puro o un corazón impuro? Sólo tuya es la elección.
Un corazón puro siempre será bienaventurado; pero un corazón confuso siempre perverso será. 
Un corazón puro se llena de las cosas de Dios; pero un corazón impuro se llena de cosas que hacen daño. 
Ten siempre un corazón puro

Te recomiendo leer:  UN ALMUERZO CON DIOS



Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada