Yo aún necesito a mi madre, no importa la edad que tengo.

Yo aún necesito a mi madre, no importa la edad que tengo.
Mi madre me ha hecho reír...
Me ha secado las lágrimas...
Me ha abrazado confortablemente.
Me vio triunfar,  me vio caer, me animó a mantenerme fuerte...
Y me llevó un poco a la locura a veces.
Pero mi madre es una promesa de que en ella tengo una amiga PARA SIEMPRE 
dia de la madre, Feliz día de la madre amiga, feliz día de la madre hermana, Reflexión día de la madre, Reflexiones de la madre,


Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada