Oración de la mujer (Vídeo)

ORACIÓN DE LA MUJER

Señor, Tú me has dado un corazón de madre, de esposa, amiga, hermana...mujer.

Corazón que es puerta de los más nobles sentimientos que es cuna de amor y desde donde brotan como fuente los más cálidos sentimientos. 
Oración de la esposa, Oración de una madre,



Señor, Tú me has dado un corazón de madre, de esposa, amiga, hermana...mujer.

Corazón que es puerta de los más nobles sentimientos que es cuna de amor y desde donde brotan como fuente los más cálidos sentimientos. 

Hoy quiero entregártelo para que renueves en él su manera de amar, de ser fiel, de ser madre, de ser amiga, de ser mujer. 

Sana sus profundas heridas borra aquellas cicatrices que aun con el paso del tiempo, no pudieron desaparecer y empañan con tristeza el brillo de mis ojos. 

Úngelo con tu bálsamo de amor para que, quien se acerque a él, descubra el reposo donde descansar, el consuelo que busca y sacie de alguna manera su sed de amar. 

Toma mi mirada y suavízala en la tuya. 

Bendice cada palabra que salga de mi boca para que aconseje con ternura y reprenda, cuando sea necesario, con firmeza y prudencia para no lastimar a quienes amo. 

Toma mi andar de cada día y haz que sea como perfume de amor 
que se esparza por donde vaya. 

Que mi presencia de mujer refleje de alguna manera a tu Madre, María Santísima. 

Que sepa ser mujer de silencio y belleza profunda; de trabajo pero a la vez de quietud; para ser reposo y alegría, paz y fortaleza, consuelo y ternura de quienes comparten conmigo. 

Que busque más la belleza que perdura y no la vanidad de hermosura que pasa. 

Que te convierta en mi "Todo", mi "Consuelo" y mi mejor "Alimento" para que buscando siempre lo que es eterno, lleve a quienes amo al Cielo y me vista de valores poniendo en mis labios una sonrisa dibujada como espejo de tu Madre, la Virgen María. 

Gracias por haberme soñado "Mujer" y regalado la capacidad maravillosa de dar vida, de ser fecunda y de dar amor sin medidas. 

Que los que me confíes, jamás se pierdan, que los que amo, encuentren en mí más de lo que esperan. 

Que se cumplan Señor desde hoy y hasta mi último suspiro lo que Tú un día soñaste para mí. 

Amén
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada