Estoy en busca de una mujer brillante


Estoy en busca de una mujer brillante, que no sea rosa hermosa y candorosa, pero ingenua. Tampoco la madre esclava del hogar. Busco a una mujer que se atreva a ser ella misma, sin dobleces. 

Una mujer fuerte, segura de ella misma, dispuesta a desarrollar todas sus aptitudes y cualidades; acepte y quiera corregir sus defectos. Una mujer inteligente, trabajadora, dulce. 

Una mujer que sepa que hacer y cuando actuar, aceptando sus limitaciones; cuando tenga miedo, sepa que en mis brazos tiene el mejor refugio. 

Reflexiones de mujer, Lo más importante, una mujer que me pueda amar con todo su corazón. Que me ame como soy, con mis cualidades y con mis defectos, los cuales con críticas y observaciones constructivas corregiré.

Una mujer que pueda ser tierna, humilde, bella como una rosa. En la cual pueda confiar en un cien por ciento, decirle cualquier cosa; y cuando necesite un consejo; que me permita ser débil a veces; cuando este sentado con algún miedo en un rincón, con su amor me ponga una sonrisa, me de refugio, me comprenda. 

Una mujer que tenga claras sus aspiraciones en la vida, que luche por conseguir sus metas, pero nunca manipulando ni pisando a los demás. 

Busco a una mujer que sea mi compañera por siempre, desde tender la cama, compartir la mesa, pasear en bicicleta por el parque, educar a nuestros hijos, y que en el fin del mundo siga a mi lado, en mis entrañas protegida, que nuestras almas se fusionen y permanezcan así por siempre. 


Una mujer capáz de abrir el baúl de hierro que hay dentro de mi, conteniendo un gran tesoro, el tesoro que me hace ser quien soy, que ella merece muy dignamente. 

Una mujer que perdone todas mis tonterías. 

Yo, a cambio, de recompensa, estoy dispuesto a dar todo esto a ella y más. Le pagaría dándole mi corazón, mi ser, mi vida, mi tiempo, mi amor. Cosa que tal vez no va a ser suficiente para ella. 

Se que busco algo muy valioso, muy difícil de encontrar, algo que ni el mejor hombre del mundo merece. He buscado y no había podido encontrar a una verdadera mujer.

Me pregunto, ¿a caso esa mujer eres tu?, ¿a caso mi búsqueda ha terminado?. Lo único que falta es que ella encuentre lo que busca en mi, para que así me ame. No creo cumplir todos los requisitos, soy humano, pero estoy seguro de hacer mi mejor esfuerzo por llenarlos
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada