No vuelvas a mi vida, quédate ahí.

No vuelvas a mi vida, quédate ahí.
Quiero seguir en esta borrachera de soledad y nostalgia, quizás algún día consiga despertarme sin resaca de ti. 
No vuelvas a mi vida, quédate ahí. 
Quiero que el dolor se vuelva un recuerdo, que las memorias por fin me hagan sonreír. 
Reflexiones de Superación, Vestigios serán las promesas que nunca llegaste a cumplir. 
No vuelvas a mi vida, quédate ahí. 
Quiero que aquellos besos sean cenizas, reliquias tus caricias y escombros tus abrazos que tanto me hacían sentir. 
No vuelvas a mi vida, quédate ahí. 
Porque aunque seas lo que más quiero, sé que te irás de nuevo y quiero dejar de sufrir. 
No... no vuelvas a mi vida, quédate ahí.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada