Llaman y llaman a la puerta y mi corazón desea que seas tú

Llaman y llaman las flores al sol, como las ranitas cantan en dulce canción que descienda la lluvia, riegue la tierra en un verano feroz. 
Llaman y llaman mis labios tu beso, las letras en mi pluma fluyen en corriente diáfana de amor. 
Reflexiones de amor, Llaman y llaman, las aves a sus críos, al nido a descansar, como mi llamado constante y lleno de amor, tu nombre que hace eco en mi interior. 
Llaman y llaman a la puerta y mi corazón desea que seas tú, que regreses en sonrisa y hacerte descansar en las praderas de nuestra Ilusión.
Llaman y llaman las estrellas y la luna, el abrazo que en el lecho sea cobijo cálido, y tierno, de tu cuerpo sea mi cobija. 
Te llama y llama mi alma que tan enamorada necesita tanto de ti, primavera en excelsa dama que me desnudas el alma con tu mirar, en esos ojos que por siempre querré descansar. 
Llama y llama el domingo la semana, y cada día con su afán y tu abrazo de amor, llama el alma, y a la razón no se abandona, esta bella locura de amarte tanto. 
Llama y llama la distancia, y el camino al viajero, que en esperanza descansa su ilusión, en los brazos del pronto abrazo, que será mi arribo, finalmente verme en tus ojos y decirte, escuché desde más allá las sierras tu suplica de amor.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada