Pedí a Dios

Pedí a Dios la fuerza que me diera el triunfo, y fui hecho débil para que supiera obedecer con humildad.

Pedí la salud que me permitiera hacer las cosas más grandes, y fui hecho enfermo para que hiciera las cosas mejores. 

Reflexiones Cristianas, Pedí las riquezas que me dieran dicha, y se me dio pobreza para que fuera sabio. 

Pedí la fuerza que me ganara el elogio de los hombres, y fuí hecho débil para que sintiera la falta de Dios. 

Pedí todas las cosas que me hicieran gozar de la vida, y me fué dada la vida para que disfrutara de todas las cosas. 

Nada recibí de lo que pidiera, si no todo aquello que había esperado. 

Casi a mi pesar, mi oración callada recibió respuesta. 

Soy, entre todos los hombres el más abundantemente bendito

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada