La vida me ha arrancado lágrimas, más no ha logrado borrarme la sonrisa,


Reflexiones de felicidad,
La vida me ha arrancado lágrimas, más no ha logrado borrarme la sonrisa, la vida me ha roto el corazón más no ha conseguido partirme el alma, la vida me ha robado una que otra ilusión, más no logra quitarme mis sueños. 
Podrá la vida, con el paso los años, ponerme arrugas en la cara. PERO NO CONSEGUIRÁ ENVEJECER MI CORAZÓN.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada