Huellas

Soñé que caminaba por una playa larga con el Señor y que en el cielo se iban reflejando escenas de mi vida pasada. 

En cada una de ellas veía siempre huellas de dos personas sobre la arena, unas eran las mías y las otras las del Señor. 

Reflexiones Cristianas, Cuando se reflejó la última escena de mi vida, miré hacia atrás. 
Notè que en muchas ocasiones a través del sendero de mi vida, había sólo un par de huellas y también notè que eso sucedía durante las épocas y momentos más tristes y dolorosos de mi vida. 

Le pregunté al Señor el por qué de aquello: "Señor, tú me dijiste que una vez que yo hubiera decidido seguirte, siempre estarías a mi lado en el camino. 
Pero he notado que cuando yo más sufría, sólo había un par de huellas y no entiendo por qué me abandonaste cuando más te necesitaba". 

El Señor me respondió: "Hijo amado, yo nunca te abandonaría en tus tiempos de prueba y sufrimiento; cuando tú has visto sólo un par de huellas, era que yo te cargaba en mis brazos".

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada