El amor perfecto

El amor perfecto, a veces no viene hasta el primer nieto.
Nadie puede hacer por los niños lo que hacen los abuelos; ellos salpican una especie de polvo de estrellas sobre sus vidas. 
Las abuelas son madres con un montón de cobertura dulce. La abuela sostiene nuestras manecitas por un rato, pero nuestros corazones para siempre.
Reflexiones de Familia, ¡Qué baratos son los nietos! Les doy mis monedas y ellos me dan millones de placer. Si hubiera sabido cuán maravilloso es tener nietos, los hubiera tenido primero. 
Mis nietos creen que soy la cosa más vieja del mundo. Y después de dos o tres horas con ellos, yo también lo creo. Convertirse en abuela es maravilloso. En un momento eres madre, luego sabia y de pronto prehistórica. 
Nunca tengas hijos, solo nietos. Los hombres no se sienten viejos por tener nietos sino por saber que están casados con abuelas. Cuando los abuelos entran en la casa, la disciplina vuela por la ventana. Una abuela es una maravillosa madre con un montón de práctica. 
Un abuelo es viejo por fuera y joven por dentro. Los nietos son la recompensa de Dios por llegar a viejo. La abuela siempre te hace sentir que te estuvo esperando todo el día, y ahora, el día está completo. 
No entiendes realmente algo, hasta que se lo puedes explicar a tu abuela. Una hora con tus nietos puede hacerte sentir joven otra vez. 
Más tiempo que ese te hará sentir que envejeciste rápidamente. Desearía tener la energía de mis nietos, aunque sea solo para defensa personal. Los nietos no permanecen jóvenes para siempre, lo cual es bueno porque los abuelos tienen un límite de fuerzas.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada