Un grito en el silencio de la noche


Un grito en el silencio de noches de dolor y tormento, no ha sido fácil esta decisión sé que muchos no la entenderán, otros simplemente callaran, otros me juzgaran, algunos dirán un pecado mortal, pero en estos momentos en que la esperanza ha muerto, tiempo atrás ella me mantenía, todo estaba bien una vida normal a mi alrededor, pero un día la desgracia toco mi puerta, lentamente como una vela se fue consumiendo este cuerpo que me aprisiona me hace esclavo del dolor.

Reflexiones de Vida, Tú dices no está bien lo que piensas hacer es un pecado va en contra de lo que te han enseñado desde la niñez, es una guerra entre la moral y la realidad, dices no pero te levantas te mueves por ti mismo abrazas a tus seres queridos, besas la esperanza, caminas por esta tierra con paso firme, puedes acariciar a los que te aman, aun así dices no, entiendo tu posición no puedo exigir que entiendas, no cometo un pecado contra ti o la sociedad. en cada amanecer cuando nace el sol es un día más de dolor sufrimiento tormento que desgarra mi cuerpo y mi alma, mis brazos ya no pueden abrazar a los que amo, mis pies ya no pueden dar pasos hacia el horizonte, esta mirada se perdió en la soledad, el silencio y el dolor, no puedo dar consuelo cuando de sus ojos broten lágrimas, en la madrugadas mis gritos de dolor en el silencio nadie los escucha, no solo mi cuerpo se deteriora cada día conmigo lo hacen los seres que me rodean caen junto a mí a ese abismo de sufrimiento. 

Tomar la decisión de no continuar con esta vida no ha sido fácil han sido días de lucha entre la moral y mi realidad gris, en mis días ya no brilla el sol, a mis seres queridos les digo en medio de mi dolor no son culpables han estado a mi lado compartiendo esta terrible enfermedad cargando junto a mi esta cruz, tan solo en medio de esta situación no queda más que decir gracias por estar ahí, pero ya es hora de partir, mi cuerpo no aguanta más he decidido partir, me llevare esos recuerdos que son mi tesoro me acompañar a ese mundo desconocido llamado más allá.
Estoy consiente de lo que haré daré final a este martirio a estos días que se han convertido en una tormenta que ahoga este corazón de cristal que se rompe a pedazos, mañana brillara el sol, mis ojos cerrados cuerpo inerte que ya no es esa prisión que atormenta todo termino, partiré con una sonrisa en el alma, seré un recuerdo en las personas que han estado en esta lucha, sabía que era una guerra que perdería, al final de todo, la moral, los sentimientos, pensamientos sombríos, es una decisión propia, nadie puede exigir que vivas en el dolor, sufrimiento y desesperanza les dejo un adiós eterno, si en tu vida hay esperanza continua no dejes de luchar, si esta hay muerto solo tu podrás decidir, que hacer, muere este cuerpo mi alma surca el cielo con los brazos abiertos en busca de la eternidad.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada