Lo que percibes puede no ser la realidad.


Una niña tenía dos manzanas en su mano. Su mamá se le acercó y le preguntó a su hija si le daría una manzana. 

Reflexiones de Vida, La niña rápidamente mordió una y luego la otra. 
La mamá sintió cómo se le congeló la sonrisa y trató de no mostrar su decepción.

Pero la niña le pasa una de las manzanas y le dice: "toma mamita, esta es la mas dulce."

No importa cuánta experiencia o conocimiento crees que tienes, nunca hagas juicios.

Ofrécele al otro la oportunidad de dar una explicación. Lo que percibes puede no ser la realidad.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada