En tus manos padre mio encomiendo mi día

En tus manos padre mio encomiendo mi día

Abro mis ojos a la luz con alegría, sabiendo que Tu, Señor, me amas; que vas conmigo siempre y que cuidas de mi. En tus manos padre mio encomiendo mi día
Abro mis ojos a la luz con alegría, sabiendo que Tu, Señor, me amas; que vas conmigo siempre y que cuidas de mi.
En tus manos padre mio encomiendo mi día

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario