Que este día no termine sin decir gracias Dios

Es maravilloso Señor:

Tener los brazos abiertos, cuando hay tantos mutilados.

Que mis ojos vean, cuando hay tantos sin luz.

Que mis manos trabajen, cuando hay tantas que mendigan.

Que tenga salud, cuando hay tantos enfermos.

Que tenga seres queridos, cuando hay tantos solitarios.
Reflexiones Cristianas,

Que mi voz cante, cuando hay tantas que enmudecen.

Qué maravilloso Señor:

Tener abrigo, techo y sustento, cuando hay tantos en la calle.

Es maravilloso volver a casa, cuando hay tantos que no tienen a donde ir.

Es maravilloso amar, vivir sonreir y soñar, cuando hay tantos que odian, lloran y se revuelven en pesadillas.

Es maravilloso tener un DIOS en quien creer, cuando hay tantos que no sienten consuelo ni tiene fe.

Es maravilloso Señor...... sobre todo, tener tan poco que pedir y tanto que agradecer.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada