Hoy oré por ti


Hoy oré por ti. Le agradecí a Dios por tu existencia, te deseé lo mejor, le supliqué a los cielos que te bendigan con buena salud y felicidad. 
Te envié pensamientos de afecto, te rodeé de esperanza, fe y amor. Pedí a tu ángel guardián que te proteja y te ampare de todo peligro, que te cobije la felicidad, la satisfacción, la paz y la prosperidad.

Hoy oré por ti. Le agradecí a Dios por tu existencia, te deseé lo mejor
Hoy oré por ti. Le supliqué a Jesús que te otorgue la sabiduría de tomar decisiones que mejoren tu vida y el conocimiento de hacer cambios que sean para tu bien. 
Te deseé un caudal de oportunidades, la capacidad de lograr tus objetivos, y la felicidad de tu propia aprobación y aceptación. 
Te deseé lo que tu corazón desea, todas las necesidades satisfechas, todas las oraciones respondidas, todos los sueños concretados.

Hoy oré por ti. Le pedí a Cristo que tengas preparación para todo lo que la vida te depare o lo que estés atravesando, le pedí que tu espíritu te sostenga, te conduzca y te guíe en cada paso por la senda que hayas elegido. 
Le pedí que te confirme que eres una persona muy especial. Le pedí que te trate bien, y que ilumine la senda que Él ha trazado para ti.

Amén


Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada