Dejar ir a alguien es difícil


Dejar ir a alguien es difícil pero a veces aferrarnos es mas difícil todavía
Dejar ir a alguien es difícil pero a veces aferrarnos es mas difícil todavía, a veces necesitamos olvidar algunas personas de nuestro pasado por una simple razón ellos nunca pertenecerán a nuestro futuro.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada