La ostra y la perla


“Una ostra que no ha sido herida no puede producir perlas”. 
Las perlas son producto del dolor….resultado de la entrada de una sustancia extraña e indeseable en el interior de la ostra, como un parásito o un grano de arena. 
Una ostra que no ha sido herida no puede producir perlas.

Las perlas, son heridas curadas…. 

En la parte interna de la ostra se encuentra una sustancia lustrosa llamada nácar.
Cuando penetra en la ostra un grano de arena las células de nácar comienzan a trabajar y cubren el grano de arena con capas y capas y más capas de nácar para proteger el cuerpo indefenso de la ostra. Como resultado, se va formando una hermosa perla. 

Una ostra que no fue herida de algún modo no puede producir perlas, porque la perla es una herida cicatrizada.


Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada