Un beso, solo eso fue

Un beso, solo eso fue, algo tan sencillo, un acto tan abrupto y sin pensar.
Un beso, solo eso fue, algo tan sencillo, un acto tan abrupto y sin pensar. Solo un beso, semilla que prendió en tierras vírgenes de sentimientos, inundando de prados rojos de pasión. 
Solo fue un beso, que marco con fuego de amor un pecho sangrante de felicidad y algarabía. Una cascada de tristeza baño mi alma, cuando tu mano se alzo en vuelo para decir adiós.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada