Sólo los amados aman

Sólo los amados aman.  Sólo los libres liberan.
Sólo los amados aman. 
Sólo los libres liberan. 
Sólo son fuente de paz quienes están en paz consigo mismo.
Los que sufren hacen sufrir. 
Los fracasados necesitan ver fracasar a otros. 
Los resentidos siembran violencia. 
Los que tienen conflictos provocan conflictos a su alrededor. 
Los que no aceptan no pueden aceptar a los demás. 
Es tiempo perdido y utopía pura pretender dar a tus semejantes lo que tú no tienes. 
Debes empezar por ti mismo. 
Amarás realmente al prójimo en la medida en que aceptes y ames serenamente tu persona y tu pasado. 
“Amarás al prójimo como a ti mismo”...
Pero no perderás de vista que la medida eres “tú mismo”.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada