Siempre que mires la noche.

Siempre que mires la noche observa y escucha con atención, todos sus sonidos
Siempre que mires la noche observa y escucha con atención, todos sus sonidos, todos sus cantares, deja que el viento nocturno; en un breve pasar, te cuente mil historias y más, deja que sus brazos te envuelvan con su amor, del amor que nosotros -todos sus hijos-; disfrutamos, deja tu mente diurna atrás, y sígueme, al caer el ocaso de todos los sufrimientos. 
No tengas miedo, solo sigue mi voz, y, tal vez, solo tal vez, descubras de que está hecho mi corazón... 
Deja que tus sueños te eleven hacia la luna que te muestra el camino de mi esperanza, mientras entras suavemente a mi Reino de sombras. 
Entre esas sombras entre esa oscuridad llena de nada aparente, no trates de comprender ahora, hay mucha vida para "vivir" y muchas noches para soñar, aquí en la noche, hay vida, nuestra vida. 
Descubre la libertad que hay dentro de tus pecados solo así verás mi rostro - otro ser expulsado de la luz- y mi poder será tuyo Siempre que mires la noche...

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada