Si fuera la misma de ayer

Si fuera la misma de ayer, quizás amaría los mismos lugares donde un día fui feliz

Si fuera la misma de ayer, quizás amaría los mismos lugares donde un día fui feliz, sin embargo hoy acepto que muchas cosas dejaron de agradarme, otras desaparecieron de mi mente, pero sin duda, unas pocas, esas que fueron reales para mi corazón estarán siempre junto a mí.
Esta es una realidad que perturba a muchos, un día a mí también me molestó, pensé que los días me cambiaban y en ellos me perdía, en realidad solo cambié yo, que soy parte de este ciclo perfecto. 
Para todo el que tenga vida el cambio es una realidad, pues somos seres en constante evolución y que nuestra realidad se expanda y

trasforme, es sinónimo de crecimiento. 
Si pensáramos como hace unos días y actuáramos como ayer, estaríamos detenidos en el tiempo. No le temas a los cambios, nada es lo que parece, la vida es ilusión y nosotros somos crecimiento, si hoy despiertas y sientes que lo que ayer fue importante hoy no lo es, no vaciles. 
Ante ti se abre una puerta y tu camino tendrá solo una dirección, es hacia adelante. Nunca permitas que los recuerdos te aten a una realidad que no te pertenece, tú decides que quieres hacer y el día que no sea así, estarías limitando tu crecimiento e imponiéndote una realidad que no te pertenece , en ese instante serás tu peor enemigo.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada