Salgamos de una vez a defender causas nobles

Salgamos de una vez a defender causas nobles, a recobrar tiempos olvidados
Salgamos de una vez a defender causas nobles, a recobrar tiempos olvidados, a despilfarrar lo que hemos ahorrado, a luchar por los amores imposibles, a que nos derroten, a que nos traicionen. 
Cualquier cosa es preferible... a esta mediocridad eficiente... a esta miserable resignación que algunos llaman madurez.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada