No quiero saber de géneros en donde habite el virus de la apatía

No quiero saber de géneros en donde habite el virus de la apatía caminante hacia el des-compromiso.
No quiero saber de géneros en donde habite el virus de la apatía caminante hacia el des-compromiso. 
Ese pueblo avaro donde nacen no es mi lugar. 
No quiero saber de pieles donde se albergue la desgana y el desinterés lastimoso por el prójimo.
No quiero tener conocimiento de lenguajes intraducibles porque sus interpretaciones me conducen a su aborrecimiento. 
No se tan siquiera si esta elección puede ser impropia o impensable, porque en cada opción escogida, tal vez viva y muera un poco. 
No sé de nadie, porque en cada intento de búsqueda probada hallo la pérdida de pequeños trozos de quien me siento y me sumerjo en un "todo" que nunca subsiste.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada