No hay que llorar por lo que se fue

No hay que llorar por lo que se fue, hay que abrir los brazos para recibir lo que se viene.
No hay que llorar por lo que se fue, hay que abrir los brazos para recibir lo que se viene.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada