Mis ojos lloran por verte, mis brazos por abrazarte, mis labios por darte un beso y mi corazón por amarte.

Mis ojos lloran por verte, mis brazos por abrazarte, mis labios por darte un beso y mi corazón por amarte. 
Mis ojos lloran por verte, mis brazos por abrazarte, mis labios por darte un beso y mi corazón por amarte
No te das cuenta lo mucho que te amo, o no lo crees. Yo me pregunte ya un millón de veces si eres real. Y siempre que estás ahí, exorcizo cualquier duda. 
Yo si soy real y no estoy mostrando otra cosa más que lo que ves. No me interesa otra cosa que estar junto a vos y sentir tu calor, que vos sientas el mío. Te deseo como un lobo desea aullar en la noche. Porque se siente libre al hacerlo. 
Te quiero porque es lo único que me sale al tenerte a mi lado. Te amo por lo que eres y lo que para mí significas. 
Cada noche a tu lado es un renacer. Cada beso es un flujo de energía que me traspasa. 
Y no quiero que dudes jamás de lo que sentimos, estamos acá. No hay porque tener miedo. El mundo es nuestro.


Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada