Mi amiga es una hermana

Mi amiga es una hermana que la siento en la sangre

Mi amiga es una hermana que la siento en la sangre, no tiene nada de oscuro saber que nos queremos, es todo claro, abierto, un sueño , una luciérnaga andando por el cosmos de la vida, en tu mano y mi mano Mi amiga va conmigo a todos lados aunque yo vaya sola, ella sigue en mi alma los pasos que yo sigo, ella anda en mi espíritu los pasos que yo ando.

Mi amiga va conmigo y yo marcho con ella como marchan las hojas en otoño sueltas y libres pero arremolinadas en lo mismo. Mi amiga no pregunta sino que se derrama en copas de palabras, en risas de sonidos. Mi amiga es una hermana que construye en la paz y en la sonrisa lo que otros

intentan destruir con las noticias. Ella afirma , no alaba, ella sabe, no grita, no pregunta no arrecia con conceptos de lo que sí o lo que no, Sino que abre la puerta del destino y me lo muestra simple. Me gusta estar con ella, ir con ella, salir con ella, compartimos lo sueños, los amigos, las fiestas, compartimos tristezas, música, palabras, compartimos la guerra y las sonseras de la nada.

Mi amiga es una hermana que está cuando la llamo Cuando está tranquila es un gurú perfecto, Nerviosa es el despiste, el sinsentido. Por eso la comprendo, por eso la acompaño, entiendo lo que piensa y pensamos iguales. Mi amiga es una hermana, un calco, una palabra puesta en la húmeda casa floreciendo con creces cuando la necesito. Mi amiga es una flor, un sonido, la lluvia. Mi amiga es una hermana y camino con ella.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada